Incapacidad Permanente Parcial:

Qué es y cómo solicitarla

Cuando te enfrentas a una incapacidad permanente parcial, es natural sentirse abrumado y preocupado por tu futuro laboral y bienestar financiero. Este tipo de incapacidad, aunque no te impide completamente realizar una actividad laboral, sí limita tus capacidades para desempeñar tus funciones habituales y tiene efectos económicos. Es decir, se puede trabajar con incapacidad permanente parcial pero con limitaciones. En Acomisión Abogados entendemos las implicaciones de esta situación y estamos aquí para apoyarte.

Nuestro compromiso es ofrecerte la asistencia legal necesaria para que comprendas a fondo tus derechos y cómo puedes hacer efectivas tus reclamaciones. A través de este artículo, te proporcionaremos una guía clara y detallada sobre qué es la incapacidad permanente parcial, qué beneficios y compensaciones puedes esperar, y cómo nuestro equipo de abogados expertos puede ayudarte a tramitar la solicitud de incapacidad permanente parcial para asegurar los resultados más favorables.

Abogados de Primer Nivel a tu servicio. 

Puntuación Google 4,7/5

u

Valoraciones gratuitas

Abogados y peritos médicos que analizan tu caso de forma gratuita.

Honorarios solo si ganamos

Trabajamos a comisión, tu éxito es nuestro éxito.

Actuamos en toda España

Más de 42 años de experiencia en solicitudes de incapacidad.

Miles de clientes satisfechos

Defendemos tus intereses como si fueran los nuestros.

 Abogados y Peritos Médicos de Gran Invalidez, Absoluta, Total y Parcial

¡SOLUCIONAMOS TU PROBLEMA!

¿Qué es la incapacidad permanente parcial?

La incapacidad permanente parcial es una categoría específica dentro de las clasificaciones de incapacidad laboral, que se reconoce cuando un trabajador sufre de una disminución permanente de al menos un 33% en su capacidad laboral, pero sigue siendo capaz de realizar algunas funciones laborales. Este tipo de incapacidad no impide completamente al trabajador desempeñar una actividad profesional, pero sí limita su capacidad para realizar ciertas tareas fundamentales o labores que antes eran habituales en su entorno laboral. En realidad, hablamos de una incapacidad permanente parcial para la profesión habitual, pero que puede no serlo para otro tipo de trabajo. Puede ser que derive de accidente laboral, un accidente no laboral o que derive de enfermedad común.

Requisitos para la incapacidad permanente parcial


El reconocimiento de la invalidez parcial se basa en criterios médicos rigurosos y evaluaciones detalladas que consideran tanto la naturaleza de la lesión o enfermedad como el impacto específico en las habilidades del trabajador para desempeñar su trabajo. Los criterios incluyen:

 

  • Evaluación médica exhaustiva: Un equipo de valoración de incapacidades (EVI) especializados revisará el caso del trabajador para determinar la severidad de la incapacidad y el porcentaje exacto de reducción en la capacidad laboral. 
  • Capacidad residual: Se evalúa qué tareas puede seguir realizando el trabajador y en qué medida puede llevarlas a cabo de manera efectiva a partir del hecho causante.

     

  • Impacto en el desempeño laboral: Se considera cómo la disminución de la capacidad afecta el rendimiento normal en el trabajo actual del individuo respecto al periodo previo hasta el punto de impedirle la realización de tareas habituales.

     

  • Permanencia de la condición: Se debe confirmar que la limitación es de carácter permanente y no susceptible de mejora significativa a través de tratamiento médico o rehabilitación. Por eso, respecto a cuánto tiempo dura la incapacidad permanente parcial, debes saber que no requiere revisiones periódicas por lo que es para siempre.

Tipos de incapacidad permanente parcial

Es posible distinguir entre distintas clases de incapacidad parcial según si el perjudicado es funcionario o autónomo, al margen del régimen general al que pertenecen los trabajadores por cuenta ajena en una situación asimilada.

W

Incapacidad permanente parcial para funcionarios

La incapacidad permanente parcial para funcionarios se reconoce cuando se verifica que un empleado público en situación de alta tiene problemas para realizar las funciones específicas de su Cuerpo, Escala o puesto asignado. Como ves, no se diferencia de la concedida a trabajadores de la empresa privada o a autónomos. Para los funcionarios, la incapacidad parcial implica el derecho a una compensación debido al esfuerzo adicional requerido para cumplir con su jornada laboral, resultante de una lesión o enfermedad profesional.

W

Incapacidad permanente parcial para autónomos

Los trabajadores autónomos o por cuenta propia también pueden recibir una incapacidad parcial, pero esta se concede únicamente en casos de accidentes de trabajo o enfermedades profesionales. La incapacidad parcial permanente no se restringe exclusivamente al Régimen General de la Seguridad Social, aplicable a los empleados de empresas. En el caso de los autónomos, la incapacidad laboral parcial surte los mismos efectos en situaciones de accidentes laborales o enfermedades relacionadas con el trabajo: otorga una indemnización a tanto alzado por incapacidad permanente parcial que compensa la mayor dificultad para realizar las mismas actividades profesionales debido a una patología o lesión.

W

Diferencia entre incapacidad permanente total y parcial

Mientras que con una incapacidad parcial se puede llevar a cabo cualquier actividad laboral, con la incapacidad permanente total no se puede continuar ejerciendo la misma profesión, ni otras donde los requerimientos -las funciones y tareas- sean muy similares.

¿Cuánto se cobra por incapacidad permanente parcial?

La compensación económica por una incapacidad permanente parcial se determina sumando 24 mensualidades basadas en la base reguladora del individuo afectado, es decir, la base reguladora de la incapacidad permanente parcial durante el periodo previo de cotización. Este pago se efectúa de manera única y se realiza tras la oficialización del reconocimiento de la invalidez. Es importante destacar que el monto recibido por incapacidad permanente parcial no se ajusta al baremo utilizado para lesiones permanentes no invalidantes.

Además, para las personas de 65 años de edad con jubilación ordinaria existen unas cuantías mínimas garantizadas en los casos de incapacidad parcial. Esto proporciona una protección adicional a los trabajadores de mayor edad, reconociendo sus circunstancias particulares y asegurando un apoyo económico adecuado.

La prestación por incapacidad permanente parcial está sujeta a tributación acorde a las normas reguladoras del IRPF. Por lo tanto, esta pensión está sometida a las retenciones generales conforme a este impuesto.

Esta pensión corre a cuenta del INSS o la mutua colaboradora, según si se trata de contingencias comunes o profesionales respectivamente. Independientemente de eso, siempre debes dirigirte a la Seguridad Social para tramitar la prestación.

Clientes satisfechos

%

DE ÉXITO

Acomisión Abogados para tramitar tu incapacidad permanente parcial

Nuestro equipo de abogados especializados está preparado para guiarte para solicitar la incapacidad permanente parcial, asegurando que se respeten tus derechos y obtengas los beneficios disponibles.

Nos basamos en un enfoque personalizado, entendiendo que cada caso de incapacidad es único. Trabajamos estrechamente contigo para elaborar una estrategia que se adapte específicamente a tus circunstancias particulares. Utilizamos nuestra experiencia y conocimiento del derecho laboral y de seguridad social para construir un caso sólido a tu favor.

Nuestro objetivo es asegurar que puedas enfocarte en tu bienestar sin la preocupación de los trámites y desafíos legales. Confía en nosotros para que te guiemos hacia la mejor resolución posible en tu situación de incapacidad permanente parcial.

¡SOLUCIONAMOS TU PROBLEMA!

Llama o Envía el formulario

Solo atendemos con cita previa

Nuestro Email:

consultas23@acomisionabogados.com

Nuestro teléfono:

91 141 25 22

Nuestro Horario:

Lunes a Viernes 9:00am – 14:00pm